¡No hay lugar para la violencia y el acoso en el sector de comercio!

El sector de Comercio de FeSMC-UGT participó el 17 de Noviembre en el seminario organizado por UNI Global Unión Comercio, sobre violencia y acoso en el sector  de comercio.

Sindicalistas de todo el mundo pusieron de manifiesto el aumento de  la violencia, los abusos y el acoso en el sector del comercio. El aumento viene sucediendo desde hace mucho tiempo y con la pandemia se ha acrecentado a situación se ha agravado.

Pese a que, a nivel mundial, los trabajadores del sector de comercio siguen abasteciendo a la población para cubrir sus necesidades vitales, incluso durante los confinamientos más estrictos, ello no ha impedido que hayan sido víctimas por parte de los clientes, que les han tosido deliberadamente a la cara, escupido, agredido verbalmente, hecho daño emocional, maltratado racialmente, amenazado, golpeado con la mercancía, agredido físicamente, apuñalado e incluso matado a tiros.

La violencia no solo viene dada por los clientes, si no también  por los propios  empleadores.

Los casos de violencia son más numerosos, en mujeres, personas de color, y el colectivo LGBT.

Por todo ello se piden a los gobiernos que se tomen medidas, para paliar esta situación y que se respete a las personas trabajadoras del comercio mundial.

FeSMC-UGT, como afiliada a UNI Global Union que representan a millones de trabajadoras y trabajadores del sector de comercio minorista en todo el mundo, exigimos el cese de la violencia y del acoso en el sector de comercio.

Nos unimos a UNI Global Union en su llamamiento a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para que declare la salud y la seguridad como derecho fundamental. La violencia y el acoso son un problema de salud y seguridad y todas las trabajadoras y todos los trabajadores merecen ser protegidos.

DECLARACIÓN DEL UNI COMERCIO CONTRA LA VIOLENCIA Y EL ACOSO

Instamos a nuestros gobiernos a:

  • Ratificar el Convenio 190 y la Recomendación 206 de la OIT sobre violencia y acoso.
  • Consultar con los sindicatos para introducir y aplicar una legislación eficaz y sanciones(incluyendo la creación de un nuevo delito penal, si fuera necesario) para impedir que las trabajadoras y los trabajadores de comercio sean objeto de acoso, ataques o abusos.
  • Reconocer las repercusiones de la violencia doméstica en el trabajo, incluidos las trabajadoras y los trabajadores del sector de comercio, y tomar las medidas necesarias para eliminar toda forma de violencia y acoso.

Además, instamos a todos los minoristas, mayoristas y empresas de comercio electrónico a que tomen medidas inmediatas para hacer frente al aumento de la violencia y el acoso durante la pandemia:

  • Consultando y negociando con UNI Comercio y sus afiliadas, a nivel mundial, las políticas y medidas para proteger a los trabajadores del comercio y poniéndolas en práctica.
  • Incorporando la prevención de la violencia y el acoso en sus planes de vigilancia y tomando medidas para combatir la violencia y el acoso en todas sus operaciones.
  • Sustituyendo la política de «el cliente siempre tiene razón», que favorece los comportamientos abusivos y violentos de los clientes y disuade a los trabajadores de denunciarlos, por una política de «tolerancia cero» contra la violencia y el acoso que establezca claramente que este tipo de comportamientos no se tolerarán y se sancionarán.
  • Garantizando la seguridad en los trayectos de las trabajadoras y los trabajadores al y del trabajo.
  • Proporcionando formación específica a las trabajadoras y los trabajadores sobre el manejo de las situaciones de abuso por parte de los clientes y dotándolos de las herramientas, los procedimientos y las medidas de apoyo necesarias para que puedan poner en práctica su formación.
  • Abordando la violencia de género con medidas de seguridad específicas para las trabajadoras del sector de comercio.
  • Tomando todas las precauciones necesarias para evitar las diferentes formas de violencia que pueden manifestarse por la discriminación por motivos de raza, etnia, color, edad, orientación sexual e identidad de género, entre otros.

Con esta declaración ponemos de relieve nuestro compromiso de permanecer unidos contra todas las formas de violencia y acoso en el sector de comercio y de luchar juntos hasta eliminar todas las formas de violencia y acoso.

¡No hay lugar para la violencia y el acoso en el sector de comercio!