UGT reclama un convenio estatal y mejoras en las condiciones de los conductores profesionales

FeSMC-UGT participa en el VI Congreso de la Asociación Española de Empresarios de Transporte Bajo Temperatura Dirigida (ATFRIE), que se ha celebrado, como ediciones anteriores, en El Puig (Valencia), durante los días 23 y 24 de septiembre.

El Congreso ha sido la primera oportunidad de un reencuentro presencial tras los peores momentos de la pandemia y un punto de partida tras un tiempo atípico y de emociones encontradas, esta edición que se ha convertido en la más esperada del sector.

El Congreso no ha abordado únicamente los retos a los que se enfrentan los transportistas de productos alimentarios, sino que también se ha centrado sobre los problemas que atañen al transporte de productos sometidos a baja temperatura dirigida.

«Los equipos del frío también atienden otro tipo de temperaturas, tanto caloríficas como refrigeradas, y también se transportan otros bienes de consumo igual de importantes para el bienestar de la ciudadanía como son los farmacéuticos», explican desde ATFRIE. Los responsables de la asociación destacan que «para no romper la cadena del frío que cada producto farmacéutico necesita, no sólo son necesarios semirremolques y equipos del frío de fabricantes líderes, sino también que las empresas de transporte dispongan de la certificación de calidad».

Tanto la delegación de FeSMC-UGT, como la de ETF (Federación Europea de Trabajadores del Transporte) han manifestado en el Congreso que hay que conseguir que el trabajo de Conductor de transporte por carretera sea atractivo, mejorando las condiciones laborales de los profesionales del transporte.

Prohibir a los conductores que carguen y descarguen, acabar con el actual sistema de intercambio de palets, luchar por una competencia leal y contra el dumping social, los falsos autónomos y falsas cooperativas, y garantizar la correcta aplicación de los reglamentos y directivas europeas, con los controles y sanciones adecuados… Todos son factores para que el sector vuelva a ser atractivo y seguro, y para obtener unos precios de transporte justos.

Los cargadores y los conductores deben tener una verdadera responsabilidad y corresponsabilidad en toda la cadena logística. En efecto, no es normal licitar a una empresa lituana con conductores bielorrusos las actividades habituales de transporte entre España y Francia pagando a los conductores bielorrusos un bajo salario al mes y el resto en dietas. En España se pagan salarios diferentes, dependiendo de la provincia, al no existir un convenio único de ámbito estatal, el cual FeSMC-UGT lleva reclamando desde hace tiempo, que evitaría la competencia desleal entre las empresas ubicadas en España.

Es imprescindible reformar la formación profesional, que debe ser gratuita para los solicitantes de empleo, y mejorar las condiciones laborales de los conductores. Además, para conseguir que más jóvenes se incorporen al sector del transporte por carretera, es esencial que el sector sea más atractivo desde el punto de vista social.