Un necesario giro a la izquierda impulsado por todas las organizaciones progresistas de Europa

La Secretaria de Relaciones Internacionales de FeSMC-UGT, Mª Carmen Donate, ha participado en el think tank post-Covid: Girar hacia la izquierda, organizado por BTB, el sindicato socialista de trabajadores y trabajadoras del transporte de Bélgica, que se ha celebrado en Amberes, entre el 08 y 10 de septiembre.

El BTB quiere unir sus fuerzas con otros sindicatos progresistas europeos, con el objetivo de unificar el impacto y la influencia de los sindicatos de izquierda a escala europea y dentro de la ETF (Federación Europea de Trabajadores/as del Transporte), y crear un espacio para discutir las prioridades del transporte, como sindicatos que forman parte de la misma familia política.

El objetivo es el intercambio de ideas y crear una fuerte alianza sindical. Esta alianza debe fortalecer la lucha contra el populismo y las fuerzas de extrema derecha, y desarrollar respuestas progresistas a los desafíos que enfrentan los trabajadores del transporte.

Han participado sindicatos progresistas de Bélgica, Francia, Países Bajos, Italia, Alemania y España.

En el encuentro, han sido destacables las intervenciones de Aloisi Antonio, profesor adjunto de Derecho Laboral Europeo y Comparado en IE Law School, que presentó su estudio sobre la Economía de plataforma y derecho laboral, conjuntamente con la profesora Dubal Veena de la Universidad de California, también la de Vincent Scheltiens, doctor en Historia en la Universidad de Amberes, que expuso cómo la globalización conduce al populismo y al antisindicalismo y, por último, la intervención de Livia Spera, Secretaria General interina de la ETF, que expuso la campaña que viene realizando la ETF sobre el transporte justo.

El think tank post-Covid terminó con la discusión y las conclusiones por parte de todos los sindicatos presentes, sobre las estrategias necesarias para reforzar las estrategias a escala europea para poner fin a la progresiva caída de los salarios, los derechos y las condiciones de los trabajadores y las trabajadoras que se dan en todos los modos de transporte en Europa.

Y con este fin, todas las organizaciones presentes realizan la siguiente declaración:

  • Solo sobrevivirá una Europa democrática.
  • Una transición justa para las personas trabajadoras y el medio ambiente.
  • La digitalización y la automatización tienen que ser sociales, sensibles a la edad y al género.
  • La globalización tiene que priorizar el factor humano.
  • Necesitamos una Federación Europea de Trabajadores/as del Transporte (ETF) combativa.