UGT se reúne con Podemos para valorar la situación de los marinos españoles de Long Hope

UGT y Podemos se han reunido en el Congreso para valorar las distintas iniciativas a desarrollar tras la aprobación en el Senado de la Propuesta no de ley que insta al Gobierno español a reforzar las negociaciones con Noruega en favor de los marinos de Long Hope.

Una delegación de FeSMC-UGT integrada por Carmen Donate (Secretaría de Relaciones Internacionales de FeSMC-UGT) y Desiderio Martín (sector Marítimo-Portuario de FeSMC-UGT), se reunió ayer con los representantes del grupo parlamentario de Podemos, Yolanda Díaz Pérez y Antonio Gómez-Reino Valera, para trasladarles las últimas novedades sobre la situación de los marineros españoles integrados en la asociación Long Hope.

El grupo parlamentario Podemos presentó el pasado mes de octubre una proposición no de ley  para instar al Gobierno a “reforzar las negociaciones” con Noruega con el fin de “alcanzar un acuerdo” que satisfaga a los 12.000 marineros españoles de la asociación Long Hope. Dicha PNL fue aprobada el pasado mes de febrero en el Senado, y UGT y Podemos evaluaron, en la reunión de ayer, la situación actual y la estrategia a seguir en el Congreso.

Por parte de FeSMC-UGT se solicitó la posibilidad de que Podemos y PSOE –grupo parlamentario con el que UGT se reunió el pasado mes de febrero– trabajen juntos para sacar adelante la iniciativa a favor de los marineros de Long Hope.

Recientemente, la Justicia noruega ha desestimado el intento del Gobierno de ese país para suspender el juicio que se celebrará tras la demanda interpuesta por Long Hope en un juzgado de primera instancia de Oslo.

Long Hope representa a cerca de 12.000 marineros y marineras españoles, mayoritariamente gallegos, que navegaron en mercantes noruegos con anterioridad a 1994, y que tributaron durante años a la hacienda noruega, pero no recibieron nunca beneficio alguno o prestación de jubilación por parte del país escandinavo, que tampoco reconoció sus cotizaciones para que fueran consideradas, llegado el caso, por el Estado español.

A pesar de su empeño y de los varios años que llevan reclamando en distintas instituciones nacionales y supranacionales el reconocimiento de su pensión, los marineros afectados aún no han visto satisfechas ninguna de sus legítimas demandas.

UGT, que recibió a una representación de este colectivo el pasado 20 de enero, considera intolerable esta situación –tanto por el volumen de trabajadores afectados, como por el largo tiempo transcurrido y la desidia de los países implicados (Noruega y España)– se ha comprometido a realizar cuanto esté a su alcance para encontrar una solución rápida, digna y justa a su problema.